Historia de una pasión

“Recuerdo perfectamente mi primer disfraz. Me lo compró mi padre en la tienda Selfridges, de Londres. Yo tenía 9 años”. Esta imagen evoca los orígenes de la fascinación de toda una vida por la fantasía, la belleza y la elegancia encarnadas en el mundo del espectáculo.

Fascinación convertida en pasión y fielmente expresada en el transcurso de más de 60 años dedicados a vestir y calzar, con precisión de profesional y paciencia de artesano, a actores, bailarines, cantantes y estrellas de variedades, gimnastas y patinadores... La pasión de Marcos Menkes, sastre y visionario, fundador de la casa MENKES y patriarca de la familia que comparte con entusiasmo su búsqueda incansable de la perfección a través del trabajo artesanal.

Marcos Menkes, hijo de un acaudalado banquero de Tánger, sufrió los reveses de fortuna que afectaron a tantas familias en los oscuros comienzos de la Segunda Guerra Mundial. Refugiado en Madrid, a los 12 años, estudió en el Liceo Francés e inició su vida profesional como aprendiz del modisto catalán Marbel, que confeccionaba trajes para artistas de teatro y cine. Con solo 21 años, Marcos Menkes creó su primer modesto negocio especializado en la realización de trajes regionales.

De la Gran Vía a Broadway

Del modesto despacho madrileño a Nueva York, donde la casa ha inaugurado su local más reciente, hay medio siglo de trayectoria marcada por la consolidación de una red nacional de tiendas y talleres (Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Alicante, Zaragoza, Santander, Murcia y Valencia) y la apertura de la primera sucursal internacional en Le Marais de Paris.

Una trayectoria basada en la filosofía tan sólida como intemporal de su fundación: la calidad del trabajo artesanal, unida a la atención personal que caracteriza a la casa MENKES desde sus orígenes y que sigue siendo uno de los puntales de su prestigio internacional.

La nobleza de una tradición

En la alta costura, la imaginación puede volar libre de constricciones; un vistazo a las pasarelas demuestra que puede incluso ceder a los caprichos más extravagantes.

En el mundo del espectáculo, en cambio, tanto el vestuario como el calzado están sometidos a la dura prueba de los escenarios. Por eso, la imaginación debe aliarse con unas características específicas de calidad y resistencia, y con el rigor histórico en el caso de los trajes de época. Exigencias que sólo la profesionalidad y la experiencia pueden garantizar, unidas a la investigación constante, el trabajo artesanal y las más modernas técnicas del sector.

Para garantizar la exactitud histórica de prendas y complementos, MENKES cuenta con una impresionante biblioteca de consulta continuamente actualizada sobre vestuario, calzado y accesorios de época.

En sus cuatro talleres de confección, o en talleres provisionales montados expresamente en los teatros a petición de los mismos, los equipos profesionales de MENKES trabajan en colaboración con los clientes, estilistas y directores artísticos, para encontrar juntos las soluciones que mejor se adapten a la estética del espectáculo y a sus necesidades específicas.

Pasión por la labor y fe en el trabajo de equipo: una fórmula apoyada en la tradición artesanal y enriquecida con los aportes de la tecnología más reciente. Y unos resultados que han cobrado vida brillando sobre los escenarios en los últimos sesenta años.

Escuchar al cliente: una vocación y una filosofía

Para MENKES, cada cliente cuenta y cada trabajo se inspira en la misma búsqueda de la excelencia. Ya se trate de vestir a un primer bailarín, a una estrella de la canción o a treinta comparsas de ópera, cada prenda y cada zapato se confecciona con igual exigencia de calidad.

Calidad, experiencia, rigor, confección artesanal y la vocación de escuchar al cliente: el más sólido profesionalismo aliado con una dimensión humana que, con el correr del tiempo, ha atraído a personalidades de todo el mundo y ha consolidado la fidelidad clientes como Metropolitan Opera House de Nueva York, The Radio City Hall Rockettes de Nueva York, Le Cirque du Soleil, el Lido de Paris y el Crazy Horse. Si en los años 50 y de la mano de Dominguín, un entusiasta amigo de la Casa, frecuentaron la tienda de Madrid Ava Gadner, Vivien Leigh, Xavier Cugat, Dali y otras grandes estrellas de Hollywood, en la actualidad las grandes figuras del espectáculo siguen brillando en la Casa MENKES con la presencia de clientes como Joaquín Cortés, Nacho Duato, Michael Douglas, Marta Sánchez y Bibiana Fernández, por mencionar sólo algunos. Grandes estilistas como María Araujo, escuelas de danza como la de María de Ávila, Filo Feliu, organizaciones deportivas como el Equipo Nacional de Gimnasia Rítmica y parques temáticos de la importancia de Port Aventura y Terra Mítica, entre otros, confían en MENKES para el diseño, la confección o la realización completa de ese vestuario histórico o contemporáneo, típico o de fantasía; de esas mallas etéreas pero resistentes, de esa prenda delicadisima, de esas ingeniosas creaciones que convierten a un actor en una criatura mítica.

MENKES en la actualidad

La Casa MENKES cumplio mas de 60 años y entra en el siglo XXI con una trayectoria que le ha convertido en punto de referencia obligado dentro de su sector. Abierta a la innovación sin jamás traicionar sus tradiciones, MENKES pone a disposición de sus clientes su equipo de profesionales para el asesoramiento integral y la realización de encargos y creaciones propias. Nuestra infraestructura y experiencia nos permiten asumir proyectos integrales o encargos especiales a cualquier escala: desde una pieza única de alto diseño para una gala o un espectáculo televisivo, hasta el vestuario completo de un ejercito de figurantes en una megaproducción cinematográfica; desde un primoroso par de zapatos de época hasta el calzado de todo un cuerpo de baile. En esta época en que, con el apoyo del diseño informatizado, la producción tecnificada y masiva domina prácticamente en todos los ámbitos, la Casa MENKES defiende en su sector los valores que han forjado su reputación. Para cumplir con las demandas de una clientela internacional que no cesa de crecer, MENKES ha adoptado las más modernas tecnologías, poniéndolas al servicio del concepto y la tradición artesanales que garantizan desde hace más de sesenta años la calidad y la resistencia de todos sus productos. Fiel a sus comienzos, MENKES sigue siendo una empresa familiar dedicada a su pasión y empeñada en salvaguardar su mejor tesoro: el orgullo del trabajo bien hecho y la estima de sus clientes en el ámbito nacional e internacional.